La Historia de Ramsign

"Todo comenzó con una pasión por la publicidad de época".

Cuando Nick Brandt, el fundador de Ramsign, abrió una pequeña tienda en Copenhague en 1991 para exhibir y vender placas y señales de porcelana esmaltada estarcidas a mano, descubrió que eran recibidas con una sorprendente respuesta por parte de sus clientes.

"La gente sentía una conexión emocional con las placas", recuerda. "Y estaban encantados porque no se daban cuenta de que todavía se podían fabricar."

En realidad, la fabricación de señales de porcelana esmaltada era un oficio que estaba desapareciendo. Fue este hecho en sí mismo lo que llevó a Nick a aprender el proceso y, finalmente crear su empresa. Siendo un ávido coleccionista de carteles de publicidad de época, Nick estaba fascinado porque, a diferencia de otros carteles, la calidad de las señales esmaltadas no mermaba por el envejecimiento.

"A día de hoy, los colores de estas placas de época siguen siendo vivos y brillantes, a pesar de que se fabricaron hace más de 100 años", señala.

La reintroducción de la señales requirió precisión en el trabajo preliminar: las dimensiones estándares tuvieron que ser fijadas y las tipografías recreadas basándose en las señales que todavía existían en las fachadas de calles y edificios. Con los años, Ramsign ha ampliado su catálogo clásico basándose en estándares rigurosos.

A día de hoy, la tienda física ha cerrado, pero Ramsign sigue creciendo y lanzando nuevos productos. El enorme interés y respaldo del que nos hemos nutrido desde todos los lugares del mundo desde hace más de 25 años significa mucho para nosotros. Vemos esto como un testimonio al hecho de que las placas de porcelana esmaltada sirven un propósito que ningún otro tipo de señal puede sustituir. En resumen las señales esmaltadas están aquí para quedarse. Empujados por este aprecio, continuaremos esta larga tradición de la placa esmaltada estarcida a mano.